Consultoría y Resultoría: qué son y cómo usarlas para el posicionamiento

Consultoría y resultoría

Tabla de Contenido

¿Qué es la Consultoría?

Es un servicio de asesoría cuyo fin es identificar falencias y oportunidades de mejora en los procesos asignados, ya sea porque no cumplen los resultados esperados o porque se encuentran fallas y no se identifica la fuente.
Son diagnósticos basados en el análisis de procesos, medios y canales (depende el área) para encontrar y mejorar el cómo, qué, cuándo y dónde de las cosas (mejora de procesos, canales, medios, herramientas…) haciendo éstos eficientes y eficaces (aumenta efectividad); genera estrategias (efectivas y eficaces) para un desarrollo constante y una mejora continua (conoce la Diferencia entre eficiencia, eficacia y efectividad).

¿Qué es la Resultoría?

Es exactamente lo mismo, sólo que la resultoría se encarga de resolver. Es decir: también analiza, diagnostica, genera estrategias y su objetivo es la mejora constante, continua. La resultoría, después de analizar, diagnosticar y generar resultados, genera estrategias (igual que la consultoría) para solucionar y/o mejorar lo encontrado durante el proceso y aplica lo que propone.

Diferencia entre Consultoría y Resultoría

Las 2 son prácticamente lo mismo, pero, para algunos, la Resultoría es la más completa pues esta se encarga de todo, incluso resolver, en cambio la consultoría no. La consultoría analiza, investiga, diagnostica y entrega un reporte con todo lo encontrado y con un plan de acción para solucionarlo, la resultoría también, pero la resultoría aplica ese plan de acción, la consultoría NO LO INCLUYE ¿por qué? Porque, en algunos casos, la solución (el plan de acción) lo puede aplicar la misma empresa, no necesariamente debe ser el grupo consultor. La resultoría, por su parte, lidera el proceso de mejora continua aplicando cada uno d ellos puntos establecidos en el plan de acción y mejora continua.

¿Para qué sirven?

Estos procesos de análisis, diagnóstico y solución sirven para mejorar aspectos específicos de determinados procesos en las organizaciones. Existen varios tipos de consultoría, y aunque básicamente hacen lo mismo, ya su proceso, aplicación y demás puede variar según el área. Hay consultoría jurídica, informática, organizacional, en comunicaciones, digital, en marketing y publicidad, administrativa, contable… etc. Para esta ocasión, nos concentraremos en las que nos involucran: organizacional, en comunicaciones, en marketing y publicidad y digital.

Consultoría (resultoría) Organizacional

Ya sabemos que son procesos de análisis y diagnóstico sobre procesos específicos para mejorar el mismo. Su objetivo es la eficiencia y eficacia (efectividad) para la mejora continua. Al ser organizacional, se refiere a las estructuras y procesos de las organizaciones. Analiza la organización, su estructura, sus canales y medios de comunicación, diagnostica los procesos e incluso la imagen de sus líderes.

Este tipo de consultoría-resultoría literalmente analiza la plataforma filosófica y TODO acerca de la organización, para así saber si está bien estructurada y si sus procesos realmente apuntan hacia sus metas y objetivos.

Este servicio es muy solicitado por grandes compañías para analizar sus equipos de trabajo, herramientas y procesos y así verificar o mejorar para la consecución de sus objetivos. Una de las ventajas de aplicar estos procesos o servicios (consultoría-resultoría) es que en los planes de acciones prima la efectividad (eficiencia y eficacia) en cada proceso, esto ayuda MUCHO no sólo a ahorrar recursos, sino a aumentar la velocidad de procesos y, claramente, la consecución de resultados, incluso, en menor tiempo, con menores recursos y más altos de lo esperado. Por eso el compromiso de la consultoría-resultoría con la mejora continua.

Consultoría (resultoría) En comunicaciones

Ya aquí hablamos de los mismos pasos (análisis, diagnósticos, planes de acción, mejora continua, eficiencia, eficacia y efectividad de procesos), pero, esta vez es mucho más específico. Aunque tiene una gran similitud con la Consultoría organizacional (pues esta es la más completa del segmento e incluye la consultoría en comunicación), esta se centra única y exclusivamente en los procesos y canales de comunicación de la organización (o área elegida) para optimizar tiempos, recursos y asegurar que la información transmitida llegue de la manera esperada. Analiza canales, medios, tonos y manera de la distribución de la comunicación, sus niveles y jerarquías, para identificar dónde falla o se transforma el mensaje.

Este servicio es solicitado, en su mayoría, por empresas de servicio al cliente u organizaciones donde sus equipos de venta sean grandes y estén en constante contacto con el cliente, además de recepción de información constantemente (como nuevas actualizaciones, cambios de políticas… etc).

Este proceso mejora la comunicación de la empresa o área seleccionada, asegurando que los mensajes lleguen adecuadamente y se interpreten e interioricen como debe ser. Además, descubre la percepción que tiene el equipo de sus líderes, la organización y demás… generando un plan de acción que dé solución y mejora a TODO, optimizando recursos y aumentando resultados.

Consultoría (resultoría) En marketing y Publicidad

Este tipo de Consultoría-resultoría analiza y diagnostica los procesos de marketing y publicidad llevados a cabo o que se llevarán a cabo. Se hace por medio de consultores expertos en la rama, y su trabajo es identificar dónde hay (si es un trabajo ya hecho) falencias o dónde se considera un paso en falso (si es una estrategia que no ha salido).

Analiza el cómo se hizo el estudio de mercado, cómo se designó el target, la muestra recogida, las conclusiones sacadas, el Insight elegido, el tono y manera a comunicar, las piezas y su diagramación… TODO.

Si el proceso ya está en marcha, generará un plan de mejora continua, si aún no ha salido, propone un plan de acción el cual modificará algunas partes, procesos y demás elementos que se encuentre en el diagnóstico para elevar el porcentaje de resultados esperados optimizando los recursos invertidos (o a invertir).

Consultoría (resultoría) Digital

Esta es una fusión de las 2 anteriores, pues hace básicamente lo mismo, y eso dependerá del cliente. Puede analizar la comunicación digital que está llevando la empresa (los medios, como redes sociales, correos, página web, publicidad…) hasta sus procesos de pauta y posicionamiento, la diagramación de su contenido, la estructuración y funcionamiento de su página web, el posicionamiento… etcétera.

Este servicio es muy solicitado cuando se invierte en marketing digital y se está por debajo de los resultados esperados. La consultoría-resultoría entraría a analizar dónde puede haber errores u oportunidades de mejora, diagnosticando hallazgos y generando planes de acción para corregirlo y/o mejorarlo.

Para este segmento o tipo de consultoría cabe explicar que es donde más se nota la diferencia entre consultoría resultoría, pues la consultoría hallaría las falencias u oportunidades de mejora, generando el informe y el plan de acción para la mejora continua, PERO el cliente puede aplicarlo por sí mismo, debido a que, en la mayoría de casos, el cliente ya cuenta con una agencia de marketing y publicidad la cual se encargaría de aplicar dicho plan.

El cliente puede decidir, dependiendo los resultados, si continuar con esa agencia o buscar otra, pues, a la final, el grupo consultor es eso, consultor, y aunque pueden llevar su estrategia, sería temporal, no funcionaría como agencia. El cliente deberá buscar una agencia, sea para que aplique el plan o para que siga después de haber completado la campaña.

La resultoría aquí, en lo digital, funcionaría para cosas muy específicas, como arreglar temas de una página web, o cosas muy puntuales. Como sabemos, el marketing digital se basa mucho en cifras y en actualizaciones en tiempo real, lo cual lo hace versátil a cualquier situación del entorno y, además, controlable dentro de cualquier resultado de una campaña en ejecución, pues puedes modificar muchas cosas, a diferencia de algunos procesos en la publicidad tradicional.

¿Cuánto cuesta la Consultoría-Resultoría?

Es imposible dar un precio, pues todo dependerá de las demandas, objetivos y necesidades de cada cliente. No es lo mismo aplicar el proceso a un área, que a un equipo, a una empresa, a un proceso, a un medio o una campaña.

Lo que sí podemos decir al respecto, es que el precio variará según la cantidad de trabajo que demande, pues hay consultorías que toman muchísimo estudio, tiempo y recursos (generalmente es proporcional al tamaño de la empresa y el objeto a analizar), hay consultorías que duran años recopilando información.

Lo que sí es cierto es que un proceso adecuado de consultoría no debe sacarse a la ligera, uno de los costos altos es el tiempo, pues aquí se es minucioso con todo. La promesa de estos procesos (Consultoría resultoría) es la mejora continua y la optimización de recursos (como el tiempo, el dinero, herramientas y el equipo de trabajo), por ende, la promesa es de ahorro y de incremento en resultados, por ende no aspires a que sea un proceso barato, tampoco esperes o te imagines que cuesta millones y trillones. Identifica tu necesidad o problemática y cotízala ¿qué pierdes?

¿Cómo sé si necesito consultoría?

Las empresas y sus líderes no se enfocan en analizar con quien trabajan sino lo que rinden, cuando el foco debe ser otro, pues los resultados son eso, resultados y deben darse al cumplir los pasos para llegar a las metas y objetivos. Y, no es que esté mal, pero, para que entiendas, pondremos un ejemplo simple, y pasa con el Marketing digital.

Del 100% que buscan la recolección y análisis de data, sólo el 20% usa esa data estratégicamente. Ven que no tienen engagement, y se preocupan porque no lo tienen, pero no usan las cifras para mejorarlo. Así pasa con los equipos: deberían enfocarse en el equipo, un buen equipo da buenos resultados.

En las consultorías hemos notado que, cuando se enfocan en los resultados del equipo (no en el equipo), los resultados tienen un límite que, aunque sea satisfactorio para el cliente, representa una pérdida a largo plazo, además de un riesgo interno por el tema del clima laboral. Así que, enfócate en la base, los resultados son resultados, no objetivos. De las metas y objetivos nacen los resultados.

Para saber si necesitas consultoría (o resultoría), debes tener en cuenta, ser consciente que hay algo que no está funcionando adecuadamente, sea en tu compañía, en tu equipo (sea de ventas, de marketing, de recursos humanos, operadores… etc) o en algún proceso, sea interno o externo.

En marketing y publicidad (sea tradicional o digital) es más fácil, pues es cuando estás lejos de tus resultados, o se te dificulta llegar. Ahí es momento de una consultoría. La consultoría te ayuda a cumplir objetivos y a optimizar recursos, te abre los ojos y te encamina a una mejora continua.

¿Por qué la consultoría como estrategia de crecimiento y posicionamiento?

Es como cuando no se aprende de los errores, la consultoría sí aprende de los errores, genera planes para no volver a cometerlos y a su vez evita otros (reduce los rangos de error). Toda empresa en crecimiento va subiendo escalones, y en cada escalón hay nuevos retos, nuevas demandas, nuevos obstáculos y debes estar listo para avanzar, para lo cual te ayuda la consultoría.

Haz de cuenta que quieres bajar de peso, tener una vida y alimentación sana, un cuerpo marcado. Para conseguirlo, contratas a un entrenador y nutricionista. Empiezas a cambiar tu alimentación, tu rutina, y con el tiempo lo logras. En este caso, la consultoría es el entrenador, pues ahí tienes una mejora continua. Un entrenador te ayuda, te guía para que consigas tu objetivo.

En algunos casos, hay empresas que contratan a una consultora para que les acompañe durante los procesos y no salirse del plan de acción organizacional.

Entonces, con el ejemplo del nutricionista, consideramos, quedó claro el por qué la consultoría como estrategia de crecimiento y posicionamiento. Es un servicio que analiza lo que haces y te guía, orienta por el mejor camino teniendo en cuenta muchas variables y siempre apuntando a tu objetivo. Cuando tienes un asesor, vas por el camino seguro, cuando lo haces solo, vas con prueba y error creyendo que a veces es la mejor opción.

No significa que sí o sí necesites consultoría, significa que es una herramienta, una opción de la cual puedes apoyarte

Conclusión

La consultoría es una herramienta que te ayudará a mejorar procesos, métodos, campañas… todo lo que se pueda analizar y mejorar para que puedas crecer, posicionarte, optimizar recursos… La consultoría analiza y mejora hasta el cómo se vende, el discurso que usa el vendedor, la cartelera que hay en la oficina, el lenguaje que predomina… enserio, analiza TODO. Eso es según la necesidad del cliente. Si quieres analizar tu equipo de ventas, tus campañas, tu comunicación, la imagen y reputación de tus líderes, la percepción de la jerarquía, la estrategia y personalidad de la marca, la semiótica y semántica de la comunicación (y sus direcciones)… en fin.

Muchas empresas aplican la consultoría como estrategia para la mejora continua y así aumentar el porcentaje de éxito en cada acción/decisión que se tome.

¿Tienes alguna duda al respecto? Cuéntanos, sea por correo o las redes sociales. Si quieres aprender más sobre marketingcomunicaciónconsultoríaresultoríamarketing publicidad (tradicional y digital), suscríbete a nuestro blog. No olvides seguirnos en nuestras redes sociales, para que no te pierdas de tips que te serán muy útil a la hora de aplicar alguna de las disciplinas que nos dedicamos.

Comparte Este artículo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on reddit
Reddit
Share on telegram
Telegram

Últimas Entradas

10 ERRORES al hacer MARKETING DIGITAL
On 14 septiembre 2020
10 ERRORES al hacer MARKETING DIGITAL Hablar de marketing digital – publicidad online es mucho más común...
On 14 mayo 2020
Tonos de comunicación en redes sociales Las redes sociales hacen parte de un medio de...
On 5 mayo 2020
Del Marketing 1.0 ¿al Marketing 5.0? En 1967 el profesor más famoso del mundo del Marketing, Philip...