Cómo crear, medir y lograr la mejor página web.

Analiza tu página web

Estamos en un mundo digital, ya no es el futuro, es el presente y aún tiene mucho por evolucionar (Conoce La Evolución del Marketing). Así, los negocios están volcados a este medio con muchísimas posibilidades, alcance y, sobre todo, efectividad. Una página web es el epicentro de tu negocio digital, es un activo digital que funciona como tu oficina virtual, a donde llegarán todos tus clientes reales y potenciales e interactuarán con lo que allí encuentren.

Tabla de contenido

Página Web y sus funciones

La página web tiene muchas funciones y por ende su necesidad si vas a competir en el mundo digital. Existen las funciones externas (lo que tiene que ver con usuarios y visitantes) y las internas (toda la información que nos brinda). Estas funciones nos permiten atraer, medir, mejorar y convertir. ¿Convertir qué o en qué? Convertir un usuario en cliente, es decir, que compre… vender.

Funciones externas

Son todas aquellas funciones que son de utilidad para el usuario, los visitantes. Una página web intuitiva, responsive (que esté adaptada para dispositivos móviles)… que le brinde la información suficiente al usuario y que él pueda acceder a esta en la menor cantidad de clics posibles. Una página web rápida, que no esté llena de información de relleno, y que tampoco esté vacía. Una página donde el usuario pueda encontrar respuesta a sus dudas más comunes sin necesidad de preguntarle a nadie (contactarte) y que si necesita comunicarse contigo, tenga a la mano todas las opciones posibles (como redes sociales, correos, números, y, si aplica, sedes, horarios de atención números telefónicos… etc).

Funciones internas

Esta es la parte donde se argumenta que es como tu centro de operaciones, es el epicentro de tus estrategias, pues mientras tú le brindas un espacio informativo, de contacto y navegación a los usuarios, estás recopilando información de su comportamiento en tu “oficina virtual”: A qué página entran más, cuál es la tasa de rebote (cuando la gente se sale rápido de la página), cuál es su tiempo de navegación, y en dónde o en qué secciones… puedes monitorear el tráfico (personas que entran a tu web) y así no sólo mejorar tu web, sino rastrear a esas personas interesadas en tus productos/servicios y ofrecerles promociones.

Estas funciones internas son medición y control de la efectividad de tu contenido, así, puedes modificar, en tiempo real, tus estrategias y optimizar resultados. Muchas personas hacen su página web creyendo que toca, como una obligación, otros emprendedores con la ilusión de brindarle un espacio informativo y atractivo a sus usuarios, pero ignoran la funcionalidad.

LAS CARACTERÍSTICAS MÍNIMAS SEGÚN LAS FUNCIONES

Características mínimas para funciones externas

Como vimos esta semana en nuestras publicaciones, hay 3 características básicas que debe cumplir una página funcional para cualquier público (es decir, sin importar el tipo de negocio que sea).

Informar:

El usuario debe encontrar toda la información tuya (todo sobre lo que eres y haces, el qué, quién y cómo), desde la plataforma filosófica hasta tus sedes, direcciones y horarios (si aplica). Si manejas envíos o tienes cualquier protocolo el usuario debe encontrarlo fácilmente en tu página (como términos y condiciones, políticas, garantías, envíos…)

Resolver

Esto se logra por medio de la anterior: la información, pues ayuda a 2 cosas: Ayuda a que el usuario navegue en tu página web interesado en saber y conocer más y también ayuda a que el usuario nos contacte innecesariamente. Esto último es muy importante, porque muchas veces desperdiciamos tiempo en procesos de comunicación defectuosos. Si tienes un público el cual está lleno de dudas y que, generalmente son dudas frecuentes, haz una zona de preguntas frecuentes y deja allí las respuestas. Es importante resolver la mayor cantidad de dudas posibles antes que sean formuladas.

Contactar

El usuario debe tener a la mano TODAS las opciones de contacto que manejes, sean redes sociales, teléfonos, chats, sedes, correo electrónico… Esto es importante, porque la gente siempre va a tener dudas, las cuales se basan en miedos y debes estar presto a resolverlas en el menor tiempo posible. Esto es sumamente importante debido a que si te demoras mucho tiempo en responder, el usuario perderá interés y por ende la confianza y credibilidad serán menores para con tu marca o producto.

Características mínimas en funciones internas

Velocidad

Aunque es un factor que afecta al usuario, pues es un tema de rendimiento y experiencia al navegar, se maneja desde lo interno y lo ponemos en esta sección debido a que una página lenta también será, por así decirlo, penalizada por Google y será más difícil posicionarla.

Seguimiento

Como mínimo tu página debe estar vinculada a Google (Search Console, Analitycs, Adwords…), estos te ayudaran a medir y cuantificar el rendimiento de tu página. Si manejas Facebook (e Instagram), debes tener instalado el pixel, herramienta tipo código que instalas en tu página y esta funciona para rastrear a los visitantes y sus procedencias, así podrás optimizar tus pautas en estos medios.

Usabilidad – rendimiento

Tu página debe tener un lenguaje de programación que no sea complejo, es decir, que no dependas de ingenieros 24/7. Además, debe estar adaptada para ser igual de intuitiva y rápida en cualquier dispositivo.

¿Cómo sé si tengo una buena página web?

Empecemos con la velocidad, es un punto de experiencia importantísimo, porque, no sólo Google lo tiene en cuenta, sino que se ha comprobado que una página lenta deteriora la experiencia del usuario y esto ocasiona que se marche. ¿No te ha pasado que das clic en alguna publicidad, en algún link o buscas una página y cuando entras, se demora en cargar y eso te genera una sensación negativa hacia la página y te hace salirte? Como que “ash, no cargó” y te aburres de esperar.

Ingresa a Page Speed Insights, que de hecho es de Google. Allí podrás medir esa velocidad de carga tanto en móvil como en computador. Además, te dará unas recomendaciones de cómo puedes mejorarla. Lo idea es que estén verde los resultados (o sea, en 90 o superior)

También puedes revisar la velocidad de carga de tu página en GTmetrix, también te estadísticas sobre el proceso y velocidad de carga de tu web. Compara la información y realiza lso cambios que sean necesarios.

Autoridad del sitio web

Es un término implementado en SEO (posicionamiento orgánico de la página). Una página sin autoridad significa que no es relevante dentro de los motores de búsqueda. Es decir: no importa la calidad de tu contenido, si tu web no tiene autoridad, no se posicionará orgánicamente hablando. Para  definir  la autoridad de una página, debemos hablar de PA y DA, 2 criterios necesarios para conocer la autoridad de nuestra página. El PA (Page Authority) mide la autoridad que tiene una única página en todo tu sitio web. La DA (Domain Authority), la cual mide la autoridad de todo tu sitio web como un conjunto, como uno solo.

Para poder saber la autoridad de tu página, por medio del PA y DA, la herramienta más común es MOZ, una herramienta que te dará cifras sobre la autoridad de tu web (para probarla, entra al link y baja, busca el espacio para colocar la web). Te mostrará tu PA y DA entre otros datos. Recomendamos usar la extensión en Google Chrome, llamada MOZBar, allí podrás revisar los datos sin necesidad de salir de la página.

Conclusión

Aunque aún existen MUCHÍSIMAS más características, métodos y estrategias para tener una buena página y posicionarla, hablamos de las características básicas. De aquí en adelante es SEO, en su máxima expresión, pues requieres de estrategias y maneras mucho más extensas (como tipos de SEO) para posicionar tu página web en las SERPs (Search Engine Results Page, o en español página de resultados del buscador); así como el SEO horizontal y vertical, el SEO On Page y Offpage (link Building entre otras cosas)… hay muchísimas cosas que en otro blog te explicaremos.

Por ahora, queremos que entiendas las funciones de la página web como herramienta de comunicación, medición y captación de clientes. Que tiene unos lineamientos básicos externos NECESARIOS para que sea funcional. El usuario es para quien a la final la creas. Por más ventajas que le saques, tu página web es para que tus usuarios tengan una experiencia comunicacional exitosa y se sientan cómodos al interactuar con esa información.

Muchas veces deberás sacrificar estética por calidad, pero recuerda: en la simpleza está la grandeza. Entre más intuitiva sea tu página, es decir, que el cliente pueda encontrar todo fácil y en la menor cantidad de clics posibles

Comparte Este artículo
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on reddit
Reddit
Share on telegram
Telegram
Últimas Entradas
10 ERRORES al hacer MARKETING DIGITAL
On 14 septiembre 2020
10 ERRORES al hacer MARKETING DIGITAL Hablar de marketing digital – publicidad online es mucho más común...
On 14 mayo 2020
Tonos de comunicación en redes sociales Las redes sociales hacen parte de un medio de...
On 5 mayo 2020
Del Marketing 1.0 ¿al Marketing 5.0? En 1967 el profesor más famoso del mundo del Marketing, Philip...